domingo, 14 de julio de 2013

Simplemente, gracias.

Por siempre y para siempre seguiré siendo Spínola. Personas que dejaron huella y robaron para sí un trocito de mi corazón. Son tantos los momentos que se viven siendo de está gran familia... Hay personas que se quedan atrás en el camino, pero que continúan contigo, siempre. Es mi tercer año: brújula, horizonte, y Spínola. Nunca pensé que personas que conocería en ocho días me marcarían tanto el alma. Después están, claro, los que han estado conmigo desde el primero, esos son como hermanos. Es tener una razón para sobrellevar el curso. Todos y cada uno son especiales, a todos y a cada uno espero medio año con ansias de volverlos a abrazar, a decirles «te quiero»... Como en toda gran familia, cada uno tiene algo grande, todos somos diferentes: los naturalistas, los locos, los traviesos, el rapero, el delfín, las cantantes, las flamencas, los tratos, los bromistas, los deportistas, los ligones, los cariñosos, los ariscos... Aunque eso es precisamente lo que nos une; de todos y cada uno podemos sacar miles de cosas buenas, y cada persona forma tu alma, pone un ladrillo en tus recuerdos, edificando con los años una gran ciudad. Aunque sí algo tenemos todos en común, es que nos queremos. Estoy segura de que mas de uno piensa como yo, ¿No?
Espero con el corazón, que todos esos momentos, personas y recuerdos, risas y llantos, abrazos, te quieros y los «no te olvidaré» no se queden en un simple sueño: son pura realidad.
Solo deciros, gracias. Gracias por haber aparecido en mi vida, por haber dicho SÍ a todo esto, y por supuesto, por esa sonrisa que me habéis dedicado todos alguna vez y por habermr hecho ser feliz y sentirme especial al teneros conmigo. SOMOS SPÍNOLA.

domingo, 16 de junio de 2013

Continúa

«No te pares, continúa en la vida, todo cambia a tu paso, simplemente vive la vida»
Eso fue algo que bien me dijo una amiga. Si es cierto que es precioso hacerse ilusiones de que algo será para siempre (siendo yo, no me refiero al amor, solamente). Algunos se dan cuenta antes, otros después... Eso sí, todos nos damos cuenta. A mi me tocó hace poco, a ti nadie lo sabe. Personas que pasan por la vida, pueden cambiarte, coge lo bueno y rechaza lo malo, no te aferres demasiado. Según la ley de Murphy, «si algo puede salir mal, saldrá mal». Yo no creo eso, solo me he tatuado en el corazón el Carpe Diem que hace tiempo aprendí, porque según el Ying y Yang, en todo lo malo hay algo bueno. Eso es lo que tenemos que buscar, y no hundirnos en la zona previa al punto de felicidad. Duerme y descansa, sueña algo bonito y que nadie pare el pasado, ese futuro hermoso que te queda por vivir.
Atentamente: yo

sábado, 8 de junio de 2013

Por esos momentos.



Por esos momentos que te recuerdan a tu infancia y a esos que olvidaste hace tiempo. Por esas personas que te cambian el día, con una simple frase o un gesto. Por esas ideas de último momento que pueden hacer de ese día el mejor de tu vida. Por todas esas cosas que son nada y lo son todo al mismo tiempo. Por esas casualidades, que hacen encontrarte con tu mejor amigo de los últimos cinco minutos. Por esas cosas en común que hacen que estés más cerca de esa persona de la que quieres estar. Por esas enemistades, que quieras o no, siempre hacen de tu día algo menos más monótono y hacen que descargues lo que llevabas acumulando. Por esas cosas al azar, que salen bien o mal, pero siempre pase lo que pase se vive al máximo. Por esas personas que conoces sin sentido ninguno y acabas queriéndolas más que a nadie. Por esos reencuentros, que hacen que te puedas llevar horas y horas hablando de lo que hacías en esos tiempos. Por esos juegos tontos, que hacen que un momento aburrido sea  algo que repetir. Por esas peleillas que acaban en abrazos. Por esas lágrimas de alegría. Por todas las maravillas del mundo. Por mi vida, quien la hizo y quien forma de ella. Por el sol que me da los buenos días cada mañana, adelantándose a mi madre, a la que me adelanto yo levantándome antes. Por esas canciones que describen momentos. Por esos olores que te recuerdan veranos y años. Y finalmente por tenerme a mí y a las personas que se que no me fallarán, por muchos años que pasen,... hasta que la muerte nos separe. Gracias.

miércoles, 5 de junio de 2013

Variedades del pensamiento.

Por cortesía de mi libro de ciudadanía:

Tenemos algo

Todos tenemos algo de lo que presumir, nadie se escapa de eso, y hay quien tiene la suerte de poseer más de uno de esos «algos». ¿A que te sube el autoestima cuando te valoran por ello? A mi personalmente, como dice mi madre «nací con estrella», como con suerte... Uno de mis algos, heredado de ella es cantar, y ahora en mi colegio(religioso concertado) son las épocas de celebraciones y tal, y he podido mostrar ese algo que tanto me gusta: cantar. Sinceramente, estoy muy feroz por ello, es algo que si me faltara no podría vivir, por lo menos no sería la misma persona, forma parte de mi personalidad.
¿Cuál es tu algo?
Explótalo, vívelo y que no te corte el sacarlo adelante.

domingo, 2 de junio de 2013

Te delatan

«que hay en tus ojos con solo mirar...»
Son esas dos ventanas a tu alma... Por las que solo pueden mirar aquellos que te conocen bien y te delatan hasta el más oscuro y profundo de tus pensamientos... A todos nos ha pasado, que sin decir nada, alguien ha sabido que te pasaba, ¿No?
Por lo menos en mi, me doy cuenta de que debería mirar abajo más de una vez... Porque pese a que sonría o muestre otra expresión, ven lo que pienso... Realmente a veces no esta nada bien... Pero es lo que hay.
Hay tantas miradas...Inexplicables algunas pero sabemos perfectamente lo que les ronda por detrás... Es increíble lo que se puede decir con una sola vista a los ojos de quien tienes delante. Supongo, que me toca aprender a controlar lo que pretendo decir con ella.

martes, 28 de mayo de 2013

A lo nuestro.

Hoy estoy guarnía. Y lo que más me gusta de estar guarnía es poder decir que estoy guarnía... Es una expresión que me encanta... como tantas otras que son tan nuestras. Como cuando una se harta de comer y acaba engollipá o cuando riegas las macetas más de la cuenta y las dejas enguachinnás... Yo nunca pido churros, sino calentitos... de niña nunca iba a las atracciones, sino a los cacharritos...a los amigos pesados se les dice jartibles y cuando me tangaba del colegio lo que hacía era rabona... (qué peyas ni peyas). A lo largo de mi vida he conocido a más apollardaos que tontos y a más esnortaos que despistados... pero nunca a ningún antipático, sólo a malajes o saboríos... Aquí lo mucho es una jartá o una pechá, y lo poco es una mijita... y la gente no pasea, da vuertas... Lo que está muy sucio está empercochao y lo que limpias a fondo lo dejas escamondao... Si se te va la olla te quedas majarón, y si das mucho la lata te llaman pejiguera... Los borrachos, que son papaos, no deambulan, sino que dan camballás... y la gente no odia la mentira, sino el falserío... Lo roto está descuajeringao y lo pasado de fecha revenío... los cobardes son jiñaos y lo muy visto está mu manío... Por expresiones como estas, y las miles que se quedan en el tintero, cada vez me gusta más el andalú... y quien diga que hablamos mal que aprenda a entendernos y verá como le coge el gusto... buenas tardes... (y que conste que lo que acabo de soltar no es ninguna tontería, sino una chuminá)".

NO NI NÁ - tres negaciones para una afirmación rotunda.

Si es que nosotros...

martes, 21 de mayo de 2013

Un giro de 180º

Cuando menos te lo esperas llegan cosas a tu vida, que tanto lo bueno como lo malo puede hacerlo dar media vuelta y ponerlo del revés... ¿Nunca te ha pasado? Una noticia, alegrías  llantos, esperanzas, personas, momentos, oportunidades... pueden hacer que lo que te ronda día a día de un giro de 180º y empieces de nuevo como si nada. Supongo que todas estas cosas que te brinda el momento he de aprovecharlas al máximo, sacarle el mayor partido, para luego no arrepentirme de desperdiciar la corta juventud... Es lo que nos queda, pero eso si, al menos habremos hecho algo por vivir los cambio y sacar lo mejor de ellos. CarpeDiem.

Ah por cierto, Ana María... "Ríete, cáete, levántate y sigue. Nunca es tarde; Tiempo es lo que no tenemos. Tienes quince años, disfruta y punto." Te debo una, muchacha. Gracias, gran amiga.

                        

domingo, 19 de mayo de 2013

Se me está escapando... Lo sé.

Un pequeño recuerdo de cuando cumplí quince años: una canción que me dedicó mi madre. Te quiero, gracias por todo mamá, pues hay que tener mucho valor para llevarlo todo sola hacia delante.


Para las más romanticonas; Ana, va por ti. Agapimú (amor mío) - Ana Belén


    
Tiemblas amor mio 
como una gota de rocío 
agapimú. 
Entras en mi cuerpo 
como la lluvia entra en mi huerto 
agapimú. 
Nombras tú mi nombre 
como jamás lo dijo un hombre 
agapimú. 
Tocas mi cintura 
como la hiedra toca altura 
agapimú. 
Eres el viento que no cesa 
eres el peso que no pesa 
eres fuego y frio 
ni más ni menos amor mío 
agapimú, agapimú, agapimú, 

Agapimú, agapimú, agapimú. 
Me hablas al oído 
y todo tiene otro sentido 
agapimú. 
Agapimú, agapimú, agapimú. 

Y me siento nueva 
como la nieve cuando nieva 
agapimú. 
Agapimú, agapimú, agapimú. 
Dices que me quieres 
con una fuerza que me hiere 
agapimú. 
Agapimú, agapimú, agapimú. 

Y me siento entera 
como una blanca primavera 
agapimú. 
Agapimú, agapimú, agapimú. 
Eres el mar cuando se enfada 
eres la noche iluminada 
eres como el río 
que va regando el amor mío 
agapimú, agapimú, agapimú, 

Agapimú, agapimú, agapimú. 
Quédate conmigo 
que pongo al cielo por testigo 
agapimú. 
Agapimú, agapimú, agapimú. 
Quédate a mi lado 
tengo el amor por aliado 
Agapimú, agapimú, agapimú. 
Eres el sol cuando amanece 
eres la espiga cuando crece 
eres fuego eres frío 
ni más ni menos amor mío 
agapimú, agapimú, agapimú, 

Agapimú, agapimú, agapimú. 
Me siento entera como 
la blanca primavera 
Agapimú, agapimú, agapimú. 

Eres fuego eres frío 
ni más ni menos amor mío 

Agapimú, agapimú, agapimú

viernes, 17 de mayo de 2013

En el fondo..

¿Sabes? Tendemos a fijarnos en lo que aparenta la gente que nos rodea, y a partir de ahí, creamos conclusiones... Pero no siempre aparentamos cómo nos sentimos, cómo estamos, cómo somos, aunque también puede coincidir, pese a que defiendo la idea de que el exterior es un reflejo del interior... Alguien de aspecto sobrio, triste, tímido puede estar más feliz que nunca, y alguien que aparente ser feliz, vivir a lo loco, disfrutar de la vida... Puede llevar en ese momento, quizás el peor problema al que se ha enfrentado. Simplemente, hay quien no quiere dar a expresar lo que siente, o lo oculta, o no se da cuenta... Son misterios, que no sabremos hasta que no nos enfrentemos a uno de ellos.

lunes, 13 de mayo de 2013

POR FAVOR, ¡YA!

¿Qué me dices?

Levantarme por la mañana, sin preocupaciones, vagar por la calle sin rumbo alguno, que si ahora un campamento, que si ahora un viajecito, ahora vamos a la sierra y más tarde a la plaza... YO LO VEO.

Y tú... ¿Qué me dices?


                                                              Yo digo que sí.

No tiene sentido alguno pero, ¡es que me encanta!




Es así


El hombre del piano

Esta es la historia de un sábado
de no importa que mes
Y de un hombre sentado al piano
de no importa que viejo café.

Toma el vaso y le tiemblan las manos
apestando entre humo y sudor
y se agarra a su tabla de náufrago
volviendo a su eterna canción

Toca otra vez viejo perdedor
haces que me sienta bien
es tan triste la noche que tu canción
sabe a derrota y a miel

Cada vez que el espejo de la pared
le devuelve más joven la piel
se le encienden los ojos y su niñez
viene a tocar junto a él
Pero siempre hay borrachos con babas
que le recuerdan quién fue
el más joven maestro al piano
vencido por una mujer

Ella siempre temió echar raíces
que pudieran sus alas cortar
y en la jaula metida, la vida se le iba
y quiso sus fuerzas probar
No lamenta que dé malos pasos
aunque nunca desea su mal
Pero a ratos con furia golpea el piano
y hay algunos que le han visto llorar

Toca otra vez viejo perdedor
haces que me sienta bien
es tan triste la noche que tu canción
sabe a derrota y a miel

El micrófono huele a cerveza
y el calor se podría cortar
solitarios oscuros buscando pareja
apurándose un sábado más

Hay un hombre aferrado a un piano
la emoción empapada en alcohol
y una voz que le dice: "pareces cansado"
y aún no ha salido ni el Sol

Toca otra vez viejo perdedor
haces que me sienta bien
es tan triste la noche que tu canción
sabe a derrota y a miel
 

Pues sí

Volar

 





 Volar en sí... Somos personas, de forma literal no lo podemos hacer, supongo... Aunque claro, siempre podemos tener esos sueños en los que aparecemos volando, viendo nuestro entorno desde arriba, sin poder tocarlo, es realmente curioso lo que hace la mente, la verdad.
Sin embargo podemos volar en la vida, tirar para alante, ¿no? Esas personas que te dan ese pequeño impulso, como cuando te encuentras un pajarito perdido y lo lanzas en el aire... Y comienza a volar. Ese impulso he de agradecerselo a ciertas personas que han pasado en mi vida, aunque algunas ya no estén en mi día a día,.. A la que más he de agradecérselo es a mi madre, que desde luego... Ha hecho de mi vida y mi infancia algo maravilloso, a pesar de tantas dificultades... Pero a lo que iba, ¿no os perdéis en la mente cuando os ponéis a pensar en el futuro? Es como si llegar al que queremos fuese un túnel muy difícil al que llegar, que realmente lo es... Y ahí es donde podemos volar, supongo, ser los mejores en lo nuetro y esforzarnos por ello. Es lo que toca, aunque también uno ha de ser realista... Y darse cuenta de las virtudes que poseemos, porque cada uno tiene una que destaca sobre todas... Y esa es la que tiene que explotar y volar en la vida, destacar en eso... Ténlo en cuenta.
"Quisiera ser un pájaro que vuele libre por el cielo, sin preocupaciones, esquivando esa nube, y esa otra, siguendo a mi familia... Son realmente preciosos"


jueves, 9 de mayo de 2013

Crecer

De pequeña solía pensar que mis peluches tenían sentimientos, que podían hablar conmigo y durmiendo a todos los abrazaba para que no se ofendiesen. Que las hadas existen, que hay seres fantásticos escondidos, la magia,  que podía volar.... Las gotas de lluvia hacían carreras, un pañuelo te hacía cambiar el mundo, le sacaba provecho a una simple historia, esperaba con ansia todas las navidades, levantandome corriendo por la mañana a ver esos regalos que mágicamente habían llegado a mi salón. Quería ir a Huelva porque mi abuelo me iba a esperar con su gazpacho, y allí estaban mis queridos primos, con los que inventaba infinidad de historias...
Nuestro mayor deseo era crecer, ser mayores, altos y fuertes, parecernos a nuestros padres,...
Respecto a eso, la gente me decía que me arrepentiré, que la infancia es corta y la iba a echar de menos, pero yo me empeñaba en querer crecer.
Ahora que la infancia se fue me doy cuenta de que tenían mucha razón, echo de menos esa inocencia y esa ilusión, que mi mayor problema sea que no me deja el juguete... Es algo especial, pero al fin y al cabo, todas las etapas de la vida tienen su «qué» y hay que disfrutarlas en cada momento... Y creo todos convivimos en pensar qué es lo más bonito de la adolescencia. ¿O no?

Como bien dijo Sabina - Contigo

Yo no quiero un amor civilizado,
Con recibos y escena del sofá;
Yo no quiero que viajes al pasado
Y vuelvas del mercado
Con ganas de llorar.

Yo no quiero vecínas con pucheros;
Yo no quiero sembrar ni compartir;
Yo no quiero catorce de febrero
Ni cumpleaños feliz.

Yo no quiero cargar con tus maletas;
Yo no quiero que elijas mi champú;
Yo no quiero mudarme de planeta,
Cortarme la coleta,
Brindar a tu salud.


Yo no quiero domingos por la tarde;
Yo no quiero columpio en el jardin;
Lo que yo quiero, corazón cobarde,
Es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
Y matarme contigo si te mueres
Porque el amor cuando no muere mata
Porque amores que matan nunca mueren.

Yo no quiero juntar para mañana,
No me pidas llegar a fin de mes;
Yo no quiero comerme una manzana
Dos veces por semana
Sin ganas de comer.

Yo no quiero calor de invernadero;
Yo no quiero besar tu cicatriz;
Yo no quiero parís con aguacero              
Ni venecia sin tí.

No me esperes a las doce en el juzgado;
No me digas volvamos a empezar;
Yo no quiero ni libre ni ocupado,
Ni carne ni pecado,
Ni orgullo ni piedad.

Yo no quiero saber por qué lo hiciste;
Yo no quiero contigo ni sin ti;
Lo que yo quiero, muchacha de ojos tristes,
Es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
Y matarme contigo si te mueres
Porque el amor cuando no muere mata
Porque amores que matan nunca mueren.

                        

El pasado en el pasado

El título ya lo dice todo... Es extraño, ¿No? Levantarse un día por la mañana y darse cuenta de lo que una ha dejado atrás... Cómo si el viento lo hubiese arrastrado lenta y costosamente a un precipicio; algunas cosas no nos afectan...otras en cambio son capaces de hacernos dudar entre tirarnos o no de ese precipicio. Esas cosas duelen perderlas, sin embargo...no queda otra que seguir hacia adelante, que las recuerdas sí, pero no hagas de tu pasado el presente (me dicen). Ellos dicen, pero decir es fácil, demasiado fácil...
Formas de afrontar esos vacíos, para mí es llenarlos con sonrisas, apoyarme en la gente que de veras valen la pena, aquellas que dan luz allá donde van; los momentos, las personas, cosas, sentimientos,... Vienen y van, constantemente, pero, ¿Sabes qué? Nunca voy a olvidar esto que una vez me dijeron: «cuando algo desaparece, algo viene a ti que lo llena; solo ten esperanza de encontrarlo, no te aferres al pasado».
Es todo muy bonito, pero cuando acabe, algo más bonito llegará a ti. Solo piénsalo. Y disfruta de la vida, con una sonrisa en la cara.

miércoles, 8 de mayo de 2013

Redes sociales

¿Redes sociales? Me encantan, personalmente pienso que es una gran evolución en esta era que vivimos. Cierto es que hay tantas que algunas no sirven de mucho a todos, y llega ser estresante, te colapsa el móvil (donde tengo yo, por ejemplo, todas las redes) y bueno... eso da igual jajajja supongo que a todos nos pasa... Tuenti, Facebook, Twitter, Instagram, Ask.fm, Line y en especial Whatsapp (mi preferida, y

mas útil) son los mas utilizados por todos nosotros, supongo, ¿no?
Aunque cierto es que me resulta raro, todos estamos metidos en alguna, como pequeñas "sectas" si lo llamamos de algún modo... No nos libramos de ello, dependemos demasiado, aunque cierto es que hace muchísimas cosas más faciles, así como lo es la importancia de la comunicación, aunque también estamos controlados en cada momento, nuestra situación, amigos, círculos, qué hacemos, ... etc. No poner mucha información y la mayoría ponerla con ironía es lo mejor, utilizarlas para estar mejor, de verdad ;)

Algo sobre mí...

Comencemos pues... Hola buenos días, me presento: me llamo Rosa Maria, soy una chica de quince años, española y andaluza. Sobre mí.... pues a ver: ojos castaños, en degradación a miel (me delatan), estatura media normal, pelo "aleonado" castaño, rubiazco en verano, bastante expresiva... Amo los dulces, todo lo que lleve azúcar, la COCA-COLA, mi móvil, las redes sociales, conocer gente, reírme de todo, hasta de mi misma jajajajaja, hablo por los codos, no puedo vivir sin música, me crié con el amor de mi madre por la música sudamericana y por Sabina sobre todo (de hecho, en este título, Él me ha ayudado incondicionalmente), cantar a todas horas es lo mejor, también aprendido por mi madre (solo vivo con ella, y desde luego... Es increíble), hacer el tonto con mis amigas/os, no tener vergüenza (¿para qué? Te pierdes muchas cosas con ello, por experiencia.), me encanta dibujar, sobre todo anime, tengo muchísima imaginación... vamos, que mejor no dejarla correr JAJAJA... Soy bastante callejera y sedentaria, si puedo salir, salgo, y si puedo dormir, duermo... suelo tener sueño y al mismo tiempo ser muy viva.
No sé qué más puedo poner ya que a estas horas la mente se me cierra... debería estar durmiendo, o chateando... pero ya sabes, en el colegio no te lo permiten,... bueno, que eso, que buenas tardes:) a ver que se me ocurre poner en este blog............. puf. Espero que a mis ideas les de por salir ;D