sábado, 8 de junio de 2013

Por esos momentos.



Por esos momentos que te recuerdan a tu infancia y a esos que olvidaste hace tiempo. Por esas personas que te cambian el día, con una simple frase o un gesto. Por esas ideas de último momento que pueden hacer de ese día el mejor de tu vida. Por todas esas cosas que son nada y lo son todo al mismo tiempo. Por esas casualidades, que hacen encontrarte con tu mejor amigo de los últimos cinco minutos. Por esas cosas en común que hacen que estés más cerca de esa persona de la que quieres estar. Por esas enemistades, que quieras o no, siempre hacen de tu día algo menos más monótono y hacen que descargues lo que llevabas acumulando. Por esas cosas al azar, que salen bien o mal, pero siempre pase lo que pase se vive al máximo. Por esas personas que conoces sin sentido ninguno y acabas queriéndolas más que a nadie. Por esos reencuentros, que hacen que te puedas llevar horas y horas hablando de lo que hacías en esos tiempos. Por esos juegos tontos, que hacen que un momento aburrido sea  algo que repetir. Por esas peleillas que acaban en abrazos. Por esas lágrimas de alegría. Por todas las maravillas del mundo. Por mi vida, quien la hizo y quien forma de ella. Por el sol que me da los buenos días cada mañana, adelantándose a mi madre, a la que me adelanto yo levantándome antes. Por esas canciones que describen momentos. Por esos olores que te recuerdan veranos y años. Y finalmente por tenerme a mí y a las personas que se que no me fallarán, por muchos años que pasen,... hasta que la muerte nos separe. Gracias.

2 comentarios:

  1. Eres la que mejor escribe hasta día de hoy. La que mejor se expresa. Y la que escribe lo que yo vivo día a día o al menos me haces intentarlo.
    Gracias mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes que lo acabo de leer? Y la que mejor escribe aqui es usted señorita, asi que no se haga la humilde

      Eliminar